martes, 9 de septiembre de 2008

Un 8 de septiembre

Vestimenta de Reina y sobrio Altar de Cultos en el lado del Evangelio de la Parroquial de Nuestra Señora de los Dolores. Rezo del Santo Rosario, Solemne Función, Ofrenda floral (veintena larga de ramos y algún centro, nada nada desdeñable) y Ejercicio de la rendición de pleitesía a la Madre de Dios de la Caridad, o lo que es lo mismo, su Besamanos en la que una cola de una treintena de costaleras formaban "un cuerpo de gala para Ella". Vestida con saya blanca, manto burdeos brocado, rostrillo de encaje y corona de salida, la Sagrada Imagen se presentaba así:

Por encima de todo, por encima del bordado, de los encajes de Bruselas o de Valencienne, por encima del cincelado en oro o de inventivas priostes... Por encima, una Hermandad unida que un lunes, caida la tarde de septiembre en Granada, se concentró en la Iglesia de los Dolores, porque el día de su Reina y Madre, había marcado en rojo el calendario.


Dios te Salve, Caridad

2 comentarios:

maca dijo...

un altar muy sencillo, creo que deberian de haber puesto algo mas.

Antonio Gavilán Molina dijo...

Pues si, el altar algo escueto.
Hay que aprender a ser algo mas autocríticos y reconocer que el altar fue muy sencillo, que es lo que verdaderamente se ha dicho,y no que sea malo, ni cateto, ni antiliturgico, y muchísimo menos se ha faltado al respeto a nadie.
Yo fui uno de los que estuvo ayudando al equipo de priostia en el montaje de dicho altar (colocando cera, bajando a Maria Santísima, recogiendo el centro de flor, etc.), pero una cosa no quita la otra.
Un saludo a todos