jueves, 21 de febrero de 2008

LA IGUALÁ, 25 DE ENERO DE 2008

Es en mi opinión, un día singular; momento que marca el comienzo del ejercicio costalero, fecha que cada año asigno como sagrada por lo que para mí significa. En la cuadrilla de Costaleras de María Santísima de la Caridad, he tenido el privilegio de conocer en un principio y querer al poco tiempo, a las que hoy considero, amigas y hermanas.

Desde el punto de vista mas técnico, una buena igualá, es el punto de partida del futuro éxito en cuanto a la estética procesional se refiere; pues bien... todas con el mismo sentimiento e igual devoción, con alturas semejantes en cuanto a fe se refiere, conscientes del deber hacia la Madre de Dios y con las palabras “Unidad y Respeto”, siempre presentes a cada paso que se da, conseguiremos no sólo ser la mejor cuadrilla estéticamente hablando, sino ser el mejor grupo de amigas que haya debajo de una trabajadera.

Sé que me puede un infinito sentimiento de gratitud hacia todas y cada una de las hermanas costaleras que hacen posible el arte costalero de la Reina de la Caridad; y eso me permite el lujo de decir, cuánto hay de exquisitez y esmero en“mi cuadrilla”. Todas tan diferentes... pero todas tan iguales...


Fue precisamente en mi primera igualá, cuando estaba naciendo el año 1999, que conocí a Nieves Guerrero (“La Zape”). Quedaría todo dicho, con sólo pronunciar que es, “mi mejor Hermana”. Y con los años llegaba Nieves (Rubia, hasta en el color de su corazón), esa alocada costalera que nos ha hecho reír hasta la saciedad con “...uno del derecho, y otro del revés...”, sin olvidarse de derrochar Caridad por los “cuatro costaos”. Siempre está cuando la necesitas, en la trabajadora y en la vida. En la izquierda atrás, Noemí... la siempre callada, la más trabajadora, la auténtica devoción silente, enamorada por completo de la Semana Santa.
Yolanda... la mas veterana de la cuadrilla, y María Beltrán, la niña de cuantas había, la más frágil en sentimiento y la más pura en pasión. Rocío (mi loro, mi compensación bajo el paso, la proyección del futuro), albaicinera de pro y “Carieña de corazón”, “Es tuya Rocío, mándale a esta cuadrilla de lujo, que es de todas, y ahora más que de nadie es tuya, y recuérdales que llevan en sus hombros todo el dolor y toda la gloria, y que no olviden que aquí, bajo el paso... Solo manda “Ella”. Que refiero de Fani... siempre perenne, costalera de puro sentimiento, pero lo más significativo de ella, es que quien tiene una amiga en Fani, lo tiene Todo. Mari Ángeles, goza de una virtud a mi modo de ver casi forzosa en la vida cristiana, es sin ningún lugar a dudas, el mejor ejemplo de bondad que haya debajo del paso palio de Nuestra Señora de la Caridad.




De ti mi niña, que digo de ti... no estás de cuerpo presente en cada ensayo, pero sabes que te llevo siempre conmigo. Sencillamente Desi... Tú lo eres todo para mí en esta cuadrilla. Eres la ausencia mas reclamada de este paso, y eres el alma entera, de la que escribe. Casi nada sé de ti, Nayra, pero he de valorar tu sencillez, me marca tu capacidad para perdonar a tus hermanas y tu optimismo y tus ganas de vivir, son admirables. Susana y Raquel, ejemplo de dedicación para con su Hermandad y patrón veterano del ejercicio costalero, probablemente junto a las que a continuación cite, sean las más experimentadas en la materia, por la cantidad de años dedicadas a “Ella”. Algunas ya no están, pero todas mantienen el mismo profesar, por lo que pueden enseñarnos, por lo que me han dado, por lo que espero seguir recibiendo, me parecen muy valiosas dentro de la cuadrilla de costaleras: Carolina, Inma, Dori, Lidia, Sonia, Pitu, Luz, Vanesa, Esther...Patricia Morales... mi “Eco del Martes Santo”, mi inmerecida admiradora, la niña mas bonita de la Banda de Tres Caídas, a ti amiga, siempre te estaré agradecida. Gemma... mi cómplice de trabajadera, “mi niña”, “la madre”... ¡Señoras!, ya tenemos dos costalerillas más en la cuadrilla de la Virgen de la Caridad.






Qué me gusta ese nombre debajo del palio, Alegría, qué me gusta tu respuesta en el zanco y qué me gusta cuando te acercas al madero a alabar el trabajo de tus compañeras, qué me gustas tú... Alegría. Pilar que todo lo puede. Su torcida estatura quiebra su cuerpo pero no vence sus rodillas, que valía de “costurera”... Mi niña bonita, de ti también me acuerdo “Sarita”... la inseparable del paso de palio, “la más grande”, la única y la mejor costalera. Ella podría dar lecciones de humanidad y sufrimiento bajo la trabajadera además de educarnos en la acción y obligación de todo cristiano. Me han acompañado allí donde he ido, me han querido sin pedir nada a cambio, me han ayudado en todo, han sufrido conmigo y por mí, y aún me siguen allí donde vaya. Dos corazones inagotables, dos bellezas prodigiosas. Ojalá nunca me faltéis debajo del paso, y si ha de suceder, ese día cambiaremos el rumbo para ser yo quien os siga. Sois mi estribo fundamental. “Mis Gemelas”.

María (La Garnache) ofrecida y brindada hasta el día de hoy por la que considera su Hermandad y para mi un orgullo, que vuelva a compartir con nosotras, como en sus inicios sus funciones como costalera. Y esa extraordinaria capataz de la ciudad de la Alhambra, porte y elegancia en todo cuanto hace. Quédate aquí conmigo que algún día, esta que tú llamas listera, irá junto a ti con aquel que tanto quieres, el Señor de la Meditación. Me encanta su nombre, Macarena. De verdad que el poeta tenía razón: “como tú...” Pero yo cambio el final y digo que eres ingenuamente “la costalera”, sin más... que el trabajo, el tensón y tu pasión desmedida sean tus principios por mucho tiempo. No descuido el esfuerzo incómodo de mis toreras, que aún con morcillas de siete centímetros derrochan arte allí por donde pasan, tres oles para ellas.
Y no me olvido de mis “Tres Chaneras”, a las tres os aprecio un montón por vuestra frescura y sencillez, a la jefa del Gallinero, Vero (La Turuleta) decirle que es la costalera mas pura y transparente que he conocido nunca, al igual que su prima, siempre implicada, persona que nunca falla a un ensayo y de Lourdes sólo decir que me seguirá escuchando, que tiene un hueco con nosotras, y que el pollero es para siempre su sitio.A la que ha sido tanto años mi aguaora, y que disfruta desde hace seis donde siempre ha querido estar, Margi... Gracias.
Se me olvidan muchos nombres: Lucía, Carmen, Davinia, Arantxa, Teresa, Rosa Ambel, María... disculpadme el resto que componen la cuadrilla y perdonad mi mala memoria o mi falta de conocimiento de vuestra persona. Sin vosotras el sueño de ninguna sería posible, porque la aportación de cada costalera es imprescindible y en la diversidad debe de estar el verdadero éxito de esta cuadrilla. Creo necesaria la crítica constructiva, la diferencia de opiniones, incluso las discusiones entre amigas, y el perdón entre hermanas.Es preciso que ser costalera no conlleve un esfuerzo y sacrificio sino todo un placer. Siendo el mío haberos conocido a vosotras. Por todo, gracias Caridad.

6 comentarios:

Gema dijo...

Neli me han llegado al corazón tus comentarios, pero te has olvidado a una persona muy importante en nuestra cuadrilla y Hermandad: tú.
Porque tu eres el alma de la cuadrilla, nuestra columna vertebral, nuestro ejemplo a seguir y nuestra guía; y sin ti, sin tu fuerza interior, tu tesón, tus ganas de hacer de nuestra Hermandad realmente eso, una Hermandad; y sin esas palabras tan maravillosas que salen de tu corazón, y nos animan debajo del paso de nuestra Madre, cuando las fuerzas ya flaquean por el peso de tantas horas... sin todo esto, seriamos simples veletas girando sin un rumbo fijo en nuestro sentir cofrade.
Gracias por todo lo que me has transmitido a lo largo de todos estos años en los que hemos compartido trabajadera, un HONOR tenerte de compañera y amiga.

Gema

Anónimo dijo...

Todabia recuerdo la primera vez que me metì bajo una trabajadera, esa mezcla de sentimientos de miedo e inseguridad a la vez que de ganas e ilusión. Recuerdo que esperaba con ansias durante toda la semana a que llegara el viernes de ensayo pasando otra semana más y acercandose así "mi primer martes santo". Se me pone aún la piel de gallina al recordarlo...
Neli pienso que eres toda aquella persona que todos deberiamos seguir como ejemplo por su bondad, por su sacrificio, por su compañerismo, por su trabajo y sobre todo por su dedicación 100% a esta hermandad y a "su" Virgen de la Caridad.

"Si nosotras somos tu estribo, tu eres nuestro timón"

Muchas gracias por todo hermana, compañera, maestra, y sobre todo amiga.
Mil besos: Mónica

Dory Ruiz dijo...

Cada año cuando se acerca la hora de volver recuerdo mi primer ensayo esa mezcla de ilusión,ganas,nervios, icertidumbre ect...pero sobre te recuerdo a ti neli a la persona k con todo el cariño del mundo nos explicaba con calma y mucha dedicacion lo k es llevar un paso de palio, ese folio en el k con todo el cartiño del mundo nos decias lo k significaba ser costalera. El mejor recuerdo para mi, Eres la guia a seguir, esa persona k siempre es capaz de subir tu animo cuando ya entrada la noche del martes santo las fuerzas nos flaquean siempre escuchar tu voz esas frases que hacen que nuestro dolor sea solo un pensamiento "señoras la fe no pesa", Entre otras muchas, has hecho y haces cada año que estar cerca de ti en la trabajadera sea un placer Gracias y sigue asi
besos.

Nélida Prieto Fernandez dijo...

Ha escrito Beatriz
Soy Beatriz.

Qué razón más grande llevas cuando hablas de todo lo que se vive debajo de la Señora, porque, y eso te lo digo de corazón, en esta cuadrilla me siento muy a gusto porque vosotras me habéis hecho sentirme a gusto y de nuevo vuelvo a sentir que el espíritu costalero que tenía invernado desde que me sacaron de debajo de la cuadilla de mi Cristo para asumir una responsabilidad de ser Capataz, ha vuelto.

Si tuviese que hablar de la Señora, creo que ya no podría decir más que mi corazón esta dividido en dos: una mitad mi Cristo de la Meditación y el otro mi Señora, la reina Zaidinera, Maria Santísima de la Caridad.

De corazón.

Tengo mucho que agradeceros a todas vosotras, a tu grupillo de gente, porque desde hace 3 años me siento una más. Tú moviste en mí, sentimientos que creí perdidos ese Martes Santo de 2006 donde con tus palabras hacías que sacáramos fuerzas de donde ya no las había sin que notásemos tu cansancio ni el esfuerzo tan grande que hacías. Primor, bendita sea tu boca y bendita la Madre que te ha pario por que gente como tú no es fácil de encontrar.

También estoy contigo en que una de las grandes ausentes es Desi, porque es única, es compañera de sus compañeras, luchadora incansable y siempre atenta de su gente para que todas vayan bien. En definitiva es adorable. Para mí es una persona que siempre estará en mis recuerdos.

Bueno nenica que no me enrollo más. Sólo agradecerte todo el esfuerzo que siempre derrochas tanto por la Caridad como por la mujer costalera, que espero que siempre sigas así y que nunca cambies.

1 beso enorme

esperanza dijo...

Hola a todas,soy Esperanza una de las nuevas hermanas costaleras de Maria Stma de la Caridad.Ante todo daros las gracias por la acogida que habeis tenido conmigo,preocupandoos de como iva en todos los ensayos,incluso saliendoos para que yo siguiera debajo para hacer hombros,gracias fanny.
Mi sueño se ha cumplido,despues de esperar desde los 16 años para ser costalera,con 24 se ha cumplido y espero que sea para toda la vida.Gracias por vuestro apoyo a podeis contar conmigo para lo que os haga falta.besos hermanas

Anónimo dijo...

Agradecida me siento por tus palabras, pero te olvidaste de los más importante, tú.
Esa pedazo de jefa de parihuela que todo el mundo envidia, por no tenerte entre sus trabajaderas. “Ese culo apretaillo” te suena?
Porque nunca se te subió a la cabeza y te sientes costalera, porque sabes rezar con los pies y mandar con el corazón, gracias a ti llevamos a nuestra madre entre algodones, gracias a ti andamos con los corazones.
jole jole y jole asi es como nos anima nuestra jefa de parihuela, una de sus muchas frases características de mi mejor costalera y mi gran maestra. Contigo siempre se aprende algo nuevo, “ DI ME”, pero los más importante que nos enseñas es ser una cuadrilla de los pies a la cabeza, por eso y por todo lo que siento cuando estoy debajo quiero daros las GRACIAS A TODAS, incluidas las que ya no estáis que tanto me habéis enseñado (Lelo,Desi,…..)
Una cosa para las nuevas: seguí como hasta ahora porque tenéis fuerza y sentimiento para en este año convertiros en COSTALERAS. Sentiros privilegiadas por poder llevar a vuestra madre la Caridad por la calles de granada y enseñar que las mujeres también tenemos cojones para sacar pasos de semana santa.

Un beso muy fuerte para todas las costaleras.
Fani